FLUJO DE CAJA LIBRE

MANUAL DE CONCEPTOS FINANCIEROS

FLUJO DE CAJA LIBRE

Se define como el saldo disponible para pagar a los accionistas y para cubrir el servicio de la deuda (intereses de la deuda + principal de la deuda) de la empresa, después de descontar las inversiones realizadas en activos fijos y en necesidades operativas de fondos (NOF). La fórmula para calcularlo es la siguiente:

Ventas
– Coste de las ventas
– Gastos generales


= Margen operativo bruto (BAAIT)
– Amortización (*)


= Beneficio antes de impuestos e intereses (BAIT)
– Impuestos


= Beneficio neto (BDT) (antes de intereses)
+ Amortización (*)
– Inversión en A. fijos
– Inversión en NOF (**)


= Flujo de Caja Libre (FCL)

(*): La amortización se resta inicialmente debido a la depreciación que sufre con el tiempo la inversión en inmovilizado (equipos, maquinaria…), por lo tanto debe recogerse anualmente como un coste a descontar de los beneficios antes de calcular los impuestos que se deben pagar. Pero para calcular el flujo de caja se vuelve a sumar de nuevo, ya que ese gasto no sale en realidad de caja.

(**): Necesidades operativas de fondos (NOF) = Clientes + Existencias – Proveedores.

Si actualizamos los FCL, descontándolos al coste de capital, obtenemos el valor de la empresa.

Ejemplo de cálculo del Flujo de Caja Libre:

 

CONTACTA CON NOSOTROS PARA PEDIRNOS UN MODELO A LA MEDIDA DE TUS NECESIDADES

TELÉFONO

(34) 689 576 982

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies